10 Pizzerias de Buenos Aires

A la parrilla o con bordes rellenos: un recorrido para probar versiones alternativas de la segunda comida más querida por los argentinos


 En el ránking de las comidas preferidas por los argentinos el asado se lleva el primer puesto. Está claro: a las carnes y achuras no hay con qué pelearles. El segundo puesto podría dar lugar al debate, pero solo basta chequear un informe del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) del año pasado para que no queden dudas: según el organismo, en el país cada persona consume en un año, en promedio, 3,2 kilos de mozzarella. El mismo relevamiento indica que seis de cada diez personas comen pizza al menos una
vez por semana. 

En función de esto, y para que la costumbre no se venga abajo víctima de la reiteración de viejas, aunque efectivas fórmulas (jamón y morrones, napolitana, grande de mozzarella), la siguiente lista ayuda para salir a conocer otras variantes de pizzas, algunas no tan conocidas, para rendirle tributo a al clásico tano que conquistó el mundo.   

Monzú Pizzeria Bar
En Monzú, es difícil que el bordecito de la pizza que quede relegado en un costado del plato. Los responsables de esto son los chefs venezolanos Juan León y Alexandra Castro, que decidieron rellenar de sabor (y buenos ingredientes) los bordes de sus pizzas -a la piedra- y crear así su marca distintiva. De esta forma, se puede pedir una “criolla”, con la clásica salsa argentina, y encontrarse con el picantito de un chorizo al final de la porción o, en el caso de la clásica fugazzeta ($160 la grande), la vuelta de tuerca es con una pasta de aceitunas negras. Otras para probar: la de panceta y rodajas de papa ($230), condimentadas con una salsa de mostaza, ajo y perejil, cuyo borde llega con el agregado de un tibio queso cheddar , o la parisienne, rellena de pasta de champignones. La propuesta se completa con vinos orgánicos, cerveza artesanal y cocktails, en un lugar con una cocina completamente a la vista. Como se suele llenar, vale la pena reservar con anticipación.
José Antonio Cabrera 3975, Palermo / T. 4862-9223

Sr. Telmo
Masa finita y bien crocante, con ingredientes distintos para salir de las clásicas pizzas porteñas es lo que se encuentra en esta esquina de San Telmo. Cocinadas a la parrilla (a gas), salen con una dosis correcta de condimentos por un lado y buena cantidad de jamón crudo en la llamada Degui ($191); champiñones salteados en la Gustock ($186) y hongos de pino y panceta en la Del pasaje ($191). Por el lado de las bebidas, hay línea de cerveza Antares, aparte de las más comerciales. Con ladrillo a la vista, mesas de madera y cuadros a la venta, el lugar tiene gran convocatoria los días de semana en el horario de almuerzo de los oficinistas. Cuenta con servicio de delivery.
Defensa 756, San Telmo / T. 4363-0100

La Casona Vegana
Restaurante a puertas cerradas por un lado, y local a la calle con servicio de delivery. La idea, explican sus dueños, es incluir y que las pizzas sean aptas para todos: veganos, celíacos y que, a la vez, los carnívoros no queden afuera. Buenas opciones para incursionar por primera vez son la Vegalitana (lleva queso paparella, tomate y ajo deshidratado), o la Bolinia (con soja texturizada, vino tinto orgánico, parmesano y aceite de albahaca). Más avanzada aún, y con muchos pedidos resulta la Super Mario (con champignones salteados y semillas de girasol). Los precios, a contramano de la asociación entre comida vegana y números onerosos, rondan entre los $109 y $150. La elaboración es siempre casera, con masa de harina de arroz, que una vez cocinadas, resultan livianas aunque llenadoras. Para acompañar, hay cervezas artesanales Viejo Lahuan y vinos orgánicos.
Restaurante: Angel Carranza 1981, Palermo Hollywood / T. 5278-2272
Delivery y take away: Fitz Roy 1962, Palermo Hollywood / T. 5252-8342

Blonda
Frecuentado a menudo por figuras del mundo del espectáculo -sin dudas, la visita más importante fue la de Keith Richards hace unas semanas-, entre las pizzas -rectangulares, a la brasas y de masa finita- se destaca la Solana ($225), con cebolla caramelizada, queso brie y tomate. Para los fanáticos del queso, la quattro formaggi ($218), con mozzarella, parmesano, queso azul, y fontina también se lleva un merecido elogio. El menú también incluye pizza para celiacos, pastas, y cocktails, en un ambiente de luces tenues, sin el bullicio de otros lugares del barrio, muy recomendable para parejas.
Arguibel 2824, Las Cañitas / T. 4775-3576

Siamo Nel Forno
Esta pizzería, ya un clásico del circuito de los fanáticos de la comida italiana, se ubica bien alto en el ránking. Las razones: su dueño Néstor Gattorna, es un buen exponente de la cocina en el horno a leña y, a la vez, un fiel representante de la pizza napolitana, con masa finita, aireada, y con la cantidad justa de mozzarella, algo extraño a la costumbre local, pero característico de la pizza de Nápoles. ¿Con qué gustos aventurarse? Una posibilidad es la clásica margherita ($130), con mozzrella, salsa de tomate, albahaca y un toque de parmesano. Otra, la de champignon, jamón cocido, queso feta de cabra, pimienta y oliva (160 pesos). Para tener en cuenta: todas las pizzas vienen al plato, por lo que conviene pedir una por comensal y no quedar con hambre. Y un dato más: aparte de las especialidades de la carta, siempre hay alguna pizza del día para investigar, como la Scarpariello , con salsa de tomate, alcaparras, anchoas, tomates secos, grana padano y evoo.
Costa Rica 5886, Palermo Hollywood / T. 4775-0337

Ferreiro
Clásico de barrio si los hay, en esta pizzería la estética responde a otra pasión argenta: el fútbol. Decenas de cuadros con jugadores de otras épocas le dan a esta pizzería aires de bodegón. En cuanto a las pizzas -todas a la piedra-, están las clásicas que no fallan y dos especialidades de la casa para  conocer, ambas con queso provolone: la futbolera Mundial 78 ($210), con cebolla, y morrones y la napolitana ($210), que viene sin ajo. Otra destacada, la de champignones, roquefort y verdura. Lejos de ser un boliche para abuelos, es ideal para el encuentro con amigos en busca de un lugar en donde poder hablar y comer tranquilos. 
Av. Angel Gallardo 1001, Caballito / T. 4856-8063

La más querida
En un pequeño local casi escondido en el barrio chino, adornado con banderines, se come una de las mejores zapis de Belgrano. Aquí la pizza se hace a la parrilla y es de forma ovalada. En la carta, que no es muy extensa, se distinguen pizzas como La Más Querida ($270), que viene con mozzarella, salmón ahumado, champignones y rúcula. Otra buena opción es la Tapenade ($180), con mozzarella, pasta de aceitunas negras, anchoas, tomate, albahaca y el intenso sabor de unas alcaparras. Dos características del lugar: se puede acompañar cada pizza con una salsita aparte para agregar y todos los ingredientes que figuran en la carta pueden ser usados para hacer ensaladas según el gusto de cada comensal. A pesar de que el local ya tiene sus años, no es demasiado conocido y resulta ser una grata sorpresa para muchos habitantes del barrio que .
Echeverría 1618, Belgrano / T. 4788-1455

Giuliano
En un ambiente que se amolda para grupo de amigos, parejas y familias, la propuesta de pizzas al horno de barro llama la atención por su extensa variedad: están las clásicas, las que innovan un poquito -con agregados de rúcula, champignon y panceta-, y otras que solo se encuentran en esta pizzería, como la que lleva ananá, jamón crudo y ciruela. Hay también una con huevo frito, pollo con salsa blanca, y parmesano con salsa picante. Los valores oscilan entre los $150 y $250, según la complejidad de la pizza (a la piedra). Hace delivery
Amenábar 3201, Núñez / T. 4544-9993
Elcano 2756, Belgrano / T. 4780-2555

Piola

Pionera en esto de variar de los gustos clásicos y ofrecer una imagen moderna, en Piola (que según algunos dialectos italianos significa taberna) se comen pizzas finas y con menos salsa de lo que se acostumbra en Buenos Aires. Eso sí, hay que ir preparado para gastar un poco más de lo habitual, porque los precios arrancan a partir de los $175, con la “económica” margherita, con salsa de tomate, mozzarella y albahaca. No obstante, si se quiere salir de la rutina, una buena recomendación rica y que satisface es la la Arezzo ($230), con alcauciles y champignones, aunque más jugada resulta la carbonara ($250), con salsa de tomate, mozzarella, panceta, queso parmesano y un huevo al horno en el medio. Las pizzas son cocinadas al horno de barro y a leña.
Libertad 1078, Retiro / 4812-0690
Gorriti 5751, Palermo Hollywood / 4777-3698

Central de pizzas
De reciente incorporación al barrio, Central de pizzas llega desde Vicente López con una carta innovadora. Hechas al horno de leña y con varios ingredientes, se destacan la de lomito ahumado con láminas de papa asada ($234), que además lleva huevo duro, aceitunas negras, cebolla y pimienta negra. La Griega ($243), por su parte, es un festival de sabores y está hecha con ricota, pecorino rallado, puerro, tomillo, ralladura de limón, pimienta y sal marina. En resumen: quedarse 6con hambre aquí se hace complicado. Para tomar y aprovechar es el happy hour de aperitivos y cerveza, de 17 a 21 todos los días,
Andrés Arguibel 2813, Las Cañitas / T. 4779 - 1280

Fuente: Planeta JOY
Leer mas »

7 Restaurantes para probar pescados y mariscos

Si la parrilla es el altar de la gastronomía argentina, la carne de vaca es su ofrenda más sagrada. Los puristas del asado criollo dejan espacio, como máxima concesión, para algún corte de cerdo o pollo. El refrán popular confirma la preferencia de la ortodoxia parrillera por los animales de tierra: “Todo bicho que camina va a parar al asador”. ¿Y qué hay de los bichos que nadan?



En provincias del Litoral, como Entre Ríos y Corrientes, los pescados a las brasas son parte de la dieta habitual. Pero en Buenos Aires todavía los vemos como una excentricidad. En 2011, el cierre del restaurante Jangada (sobre la calle Bonpland, en Palermo), que se especializaba justamente en ellos, mostró que el paladar porteño todavía se resiste a adoptar como propia esa tradición. Sin embargo, aquel oasis pescetariano abrió un camino que, a paso lento pero firme, se va ensanchando con nuevas propuestas que esquivan o reformulan el cliché del salmón grillado y ceden el centro de la parrilla a pescados y mariscos.

Con influencias y estilos variados, que van desde la cocina vasca hasta el recetario africano y la fusión peruano-oriental, cada vez más restaurantes permiten comprobar lo bien que se llevan las criaturas de mar o de río con las cocciones a leña y carbón. Te contamos cuáles vale la pena conocer y qué pedir en cada uno.

Elegancia y frescura: FERVOR
Los hermanos Waisman, dueños del tradicional restaurante italiano Sottovoce apostaron fuerte con este elegante local en Recoleta, con aires de brasserie y un concepto que se resume en su eslogan: “Brasas de campo y mar”. Las estrellas del menú son la parrillada marina ($347, comen tres) y los pescados a la parrilla (de $115 a $145), con opciones que varían según la disponibilidad estacional. La gama de especies es amplia: chernia, corvina, mero, pejerrey, pez limón, róbalo, lenguado y pez palo, entre otras. Además, sirven pulpo asado y brochettes de langostinos o de chipirones y vieiras. El secreto, dicen, está en la frescura: “Tenemos gomones propios en Mar del Plata, lo que nos permite recibir la materia prima fresca cada noche: no compramos filetes ni nada congelado —afirma el chef Alejo Waisman—. Los pescados llegan enteros, los limpiamos y los cocinamos con piel, apenas pintados en aceite de oliva y hierbas, en una parrilla especialmente diseñada para que no se peguen ni desarmen”. Para quienes buscan innovar sin salir de las carnes rojas, hay cortes vacunos dry age.  
(Posadas 1519, Recoleta / T. 4804-4944)

Taberna vasca top: SAGARDI
Con 25 locales alrededor del mundo, Sagardi es una consagrada cadena de tabernas de alta gama que supo expandirse sin resignar excelencia ni autenticidad, reivindicando el mejor legado de la cocina vasca. La sede porteña, en San Telmo, se divide en dos espacios: uno más informal, donde reinan los pintxos y tapas, y el salón principal, más formal y sobrio. De la parrilla a carbón de quebracho salen pescados como mero, bonito, lenguado, besugo, salmón blanco o cogote de merluza, rociados con la salsa donostiarra de la casa (aceite de oliva, ajo laminado, aros de guindilla roja seca y un toque de vinagreta de sidra). “Los hacemos a fuego fuerte, en cocciones de no más de diez minutos, para que queden bien sellados y concentren todos sus jugos”, revela el chef y director de la filial argentina, Txemi Andrés. Los precios, salados como el océano, rondan los 300 pesos.
(Humberto Primo 319, San Telmo / T. 4361-2538)

Un grill moderno y gourmet: 4141
Cuando el consultor gastronómico Ezequiel López Batista comenzó a fantasear con cruzar al otro lado del mostrador y abrir su propio restaurante, su idea original fue la de una parrilla especializada en pescados. “Después me di cuenta de que era muy jugado a nivel comercial”, reconoce. La propuesta, entonces, sumó otras carnes magras, platos de autor y pastas caseras gourmet (como los celebrados sorrentinos de pera, puerro y queso crottin), en un mix que se autodefine como “Wood, grill & pasta”. Los pescados, sin embargo, no perdieron protagonismo. De hecho la parrilla fue pensada para las características específicas de su cocción: “Tomé el diseño de una salamandra hi tech que aprovecha al máximo el calor y le puse una plancha de hierro pesada y gruesa que ayuda a retener las temperaturas altas. Así, el pescado queda perfectamente grillado, tostado por fuera y jugoso por dentro, en el punto justo”, explica Ezequiel. El menú ofrece brótola, abadejo o salmón ($96), con diferentes opciones de acompañamiento como crema de coliflor y ensalada de manzanas, rúcula y rabanitos, o ratatouille nizarda y puré de papas.
(Honduras 4141, Palermo / T. 4861-1491)

Con vista al río: EL MUELLE
El restaurante del Club de Pescadores, sobre la costanera porteña, hace honor a su ubicación y a su entorno, aunque sus principales insumos provengan de aguas más lejanas que las rioplatenses. La carta es bien amplia, con múltiples opciones de cocina mediterránea y exquisitos risottos, pero los que saben piden pescados a la plancha o a las brasas. Entre estos últimos se lucen el atún rojo de Ecuador con pesto de hierbas anisadas y terrina de papas y panceta ($165); el pez espada, que sale con un refrito de ajo y vinagre de jerez, espárragos, habas, panceta, chauchas, portobellos y espinacas ($103); y la chernia con berenjenas, pimientos y cebollitas grilladas ($97). Otros hits la parrilla son el pulpo español con emulsión de papas y olivas negras y aceite de pimentón ahumado ($225) y un digno habitante de río entre tanto mar: pacú a la provenzal con papas cuñas al verdeo ($80). “Nuestra filosofía no es enmascarar el sabor del pescado con salsas cremosas y pesadas, sino realzarlo con toques sutiles: acá no vas a encontrar un lenguado al roquefort”, sostiene su joven pero experimentado chef, Martín Sclippa.
(Av. Rafael Obligado y Av. Sarmiento, Costanera Norte / T. 4773-2216)

Entre ceviches y sushi: PÁRU
La moda de la cocina nikkei (fusión peruano-nipona) tiene en Páru a uno de sus mejores exponentes del medio local. Con sucursales en el los clubes Vilas y Pacheco Golf, a su propuesta de originales rolls, ceviches y tiraditos le suma un grill a leña donde se preparan mariscos y pescados, desde calamares rellenos, cayos y langostino hasta pulpo confitado, salmón, lenguado, besugo y lisa, a precios que oscilan entre 89 y 108 pesos, según el plato. El plus está en las creativas salsas y marinadas que los acompañan: la Páru (mantequilla compuesta a base de salsa inglesa y jugo de lima, gratinada con queso parmesano), anticucho (lleva ají panka, comino, vinagre y aceite), yellow chili (ajíes amarillo y mirasol peruano, con vino blanco y sazón de la casa) y garlic sour (ajo confitado, picante japonés y limón), entre otras. “Se presentan en un hierro caliente con cebollas caramelizadas y de verdeo cortadas finas, brotes de cilantro y rúcula”, detalla el chef Diego Saire.
(Av. Valentín Alsina 1450, Bosques de Palermo / T. 4778-3307)

Tradición aggiornada: EL MIRASOL CAMPO Y MAR
Todo un indicio de que soplan vientos de apertura en la cultura parrillera nacional: en 2011, la emblemática El Mirasol —cuyas sucursales en Boedo, La Recova, Tortugas y Puerto Madero son un imán para turistas extranjeros atraídos por el bife de chorizo y otros cortes tradicionales— inauguró esta sede donde, a su propuesta de siempre, le agrega parrillada de mar ($275, para compartir); brochette de langostinos ($159); pulpo a las brasas ($258); y pescados de agua dulce (trucha, pacú, dorado, boga) y de mar (chernia, abadejo, mero, corvina, merluza y salmón rosado), con precios que van de 108 a 133 pesos. “Para asar los pescados y mariscos utilizamos un sistema de cocción seca, en el que el fuego debe estar muy cerca y los tiempos deben ser cortos. Los pescados son infinitamente más delicados que la carne vacuna, por eso hay que ser muy cuidadosos en su manipulación para que las piezas salgan en perfectas condiciones”, apunta Ricardo Fernández, gerente de la cadena fundada en 1967.
(Alicia Moreau de Justo 138, Puerto Madero / T. 4515-1327)

Al estilo africano: EL BUEN SABOR
Maxime Tankouo cumple cinco años al frente del único restaurante africano de la ciudad, un pequeño y simpático espacio sin pretensiones de sofisticación, donde este ex futbolista camerunés prepara platos típicos de su tierra. Entre sus recetas se destaca la corvina a la parrilla (o pescadilla, cuando aquella no se consigue), que sale con una mini-ensalada de cebolla y tomate y guarnición de mandiocas, batatas o plátanos fritos o al vapor ($80). Se cocina a fuego lento durante 40 minutos y se la adoba con una salsa especial. “Al pescado hay que saber tratarlo”, proclama Maxime, y alienta a los comensales a degustarlo “con la mano y sin apuro”. A la mesa llega entero (impresionables, abstenerse), pero pocos se animan a comer la cabeza. “Una pena”, lamenta el cocinero, “es la parte más rica”.
(Camargo 296, Villa Crespo / T. 4854-8800)


Fuente: Planeta Planeta JOY
Leer mas »

Restaurantes para tu viaje de Semana Santa

El feriado de Pascuas es una excelente oportunidad para hacer un viaje de pocos días. 
Si tenes prevista una escapada para este fin de semana largo, te proponemos algunos lugares de la gastronomía Argentina con buena comida para que conozcas.


Ya llega uno de los feriados más esperados del año, el de Semana Santa, que para muchos es el que marca que el verano se acaba de terminar, por lo que es la última oportunidad para viajar con buen tiempo a algún destino del país.

Por supuesto, ningún viaje es completo si no se aprovecha para visitar buenos lugares para comer. Y como en la Argentina existen excelentes restaurantes en muchos de los principales destinos turísticos, te dejamos una selección para no perderlos de vista a la hora de almorzar o cenar:

Salta:
En pleno centro de la ciudad de Salta, a una cuadra de la plaza principal, se encuentra el restaurante "Doña Salta", que es desde hace muchos años una parada obligatoria para todos aquellos que visiten la capital provincial. Porque la fama de sus empanadas de carne cortada a cuchillo es reconocida en todo el Norte, por lo que uno no puede irse de Salta sin haberlas probado. Pero también son excelentes sus tamales, locros y demás platos de la cocina norteña.

Iguazú:
Quien se aloje en Puerto Iguazú, localidad vecina a las Cataratas, podrá aprovechar para almorzar en el restaurante "Bocamora Grill & Wine", con una terraza cuya vista al río Iguazú es imperdible. Aquí se destacan los deliciosos pescados de río, como el dorado, surubí y pacú, a la parrilla, al horno, en escabeche o como relleno de empanadas. Pero también hay buenas carnes al asador, para quienes prefieran alternativas menos acuáticas.

Mendoza:
Vale la pena correrse hasta la vecina localidad de Chacras de Coria para conocer el restaurante "Nadia OF", propiedad de la chef española Nadia Harón, que a su vez es esposa de José Manuel Ortega Fournier, dueño de la bodega homónima. Este restaurante fue elegido como el mejor del país por la Academia Argentina de Gastronomía en 2012. Cuenta con un menú de seis pasos que varía regularmente y se recomienda probar el bije de lomo cocinado en el horno de barro que preside el patio del restaurante.

Ushuaia:
Para quienes decidan llegarse hasta la ciudad más austral del mundo, la visita no sería completa si no incluye un almuerzo en "Kaupé", el restaurante del chef Ernesto Vivian, considerado por muchos críticos gastronómicos como uno de los tres mejores de la Argentina. Aquí la cocina es netamente marítima, con platos recomendados como el ceviche de vieyras, la merluza a la manteca negra o los crepes de centolla, una especialidad de la ciudad.

Bariloche:
Cassis, el restaurante de la chef Mariana Müller, es uno de los lugares que no se pueden dejar de visitar en un viaje a Bariloche. Por el nivel de su cocina, de raíz centroeuropea, pero también por el lugar donde está ubicado el restaurante, frente al Lago Gutiérrez, rodeado de montañas. Vale la pena probar la trucha con almendras y el strudel de cordero patagónico, y para terminar, su incomparable "Kaiserschmarrn", postre de origen húngaro elaborado con panqueques rotos, frutos rojos y cremoso de cítricos.

¿Sabés adónde vas a comer en tu viaje de Semana Santa?

Fuente: Planeta Via Resto
Leer mas »

9 restaurantes para comer buenos pescados

En estos día previos a las Pascuas, los pescados y mariscos cotizan en alza en los restaurantes. ¿Dónde probar los más sabrosos?



Llega Semana Santa y todos comen pescado. La pregunta es por qué. La respuesta es que los creyentes católicos consideran a la cuaresma (los 40 días previos al Viernes Santo) como un período de reflexión y de sacrificio, incluyendo ayunos y restricciones en la alimentación, como las carnes rojas. En la antigüedad, la dieta era estricta y los pescados eran la única carne permitida. Así es como la tradición llega a nuestros días.

Otra pregunta muy común en Semana Santa es en qué restaurantes se pueden comer pescados y mariscos ricos y frescos. Estos son 9 de los mejores.

1. La Pescadorita
Una de las últimas novedades en el circuito gastronómico. De los mismos dueños de las parrillas La Dorita, fue inaugurado hace dos semanas en el mismo local donde solía funcionar el primer restaurante de la cadena. Como su nombre lo indica, la especialidad son los pescados frescos, traídos en hielo desde Mar del Plata tres veces por semana, preparados a la plancha. Recomendado el mero con papas confit y tomates rosti ($60). De entrada cornalitos ($28) o ensalada de pulpito ($40). El mismo espíritu de club de barrio de las parrillas, pero menos bullicioso.
(Humboldt 1905, Palermo / T. 4773-0070) 

2. Bar Portuario
Desde su apertura en junio de 2009, esta esquina es un imán para fanáticos de los mariscos. No sólo por sus platos simples y frescos a precios razonables, sino también por la atención amable de Oscar Rodríguez, su dueño. Ambientado al estilo de antiguo bodegón y con cocina a la vista, es especial para ir en grupo: el salón se presta para armar mesas largas y compartir las abundantes raciones entre dos o tres comensales. Los calamaretis fritos ($40), crocantes y en su punto justo, y la completa tabla de mariscos ($120), con rabas, gambas, mejillones, trocitos de merluza rebozados y langostinos, están entre preferidos. Un dato: la carta de vinos es acotada, así que no se cobra el descorche. Imprescindible ir con reserva.
(Pinzón 102 Esquina Caboto, La Boca / T. 4300-5050)

3. El Muelle
Para disfrutar la buena cocina frente al Río de la Plata. El punto fuerte de El Muelle, en el histórico edificio del Club de Pescadores de Buenos Aires, en Costanera Norte, son los pescados y mariscos, que preparan con fuerte influencia vasca y nórdica Marta Lazarte (ex Centro Vasco Francés) y Gustavo Escobar (ex Café Des Arts). Para Semana Santa, además de los platos clásicos de la carta, como los pinchos de langostino con salsa romesco ($89) y el atún rojo a las brasas ($90), ofrecen un menú especial que incluye appetizer, entrada, principal y postre, regado con vino Trumpeter ($125 por persona).    
(Av. Rafael Obligado y AV. Sarmiento, Costanera Norte, Palermo / T. 4773-2216)

4. Dorá
Un clásico del microcentro porteño, favorito de ejecutivos, embajadores y altos funcionarios de gobierno. Su refinada cocina española es quizás el único tema en el que oficialismo y oposición - muchas veces congregados aquí a la misma hora, a metros de distancia- están 100% de acuerdo. Uno de sus platos emblemáticos es la merluza negra, que sale con papas a la española o ensalada ($175), y la centolla gratinada ($71). Los precios no son accesibles, pero las porciones son para compartir. Después de una remodelación, volvió a abrir sus puertas el año pasado, con dos salones renovados, uno de ellos para fumadores, en el primer piso. El dato: tiene estacionamiento gratis en Marcelo T. de Alvear 455.
(Alem 1016, Centro / T. 4311-2891)

5. Tancat
Fiel al estilo típico de las tascas españolas, con salón pequeño, barra de madera y butacones, Tancat se destaca en esta lista por la variedad de pescados que ofrece en su carta: hay desde besugo, mero, abadejo, lenguado, y trucha, hasta salmón, bacalao y pez espada. Muy recomendable la tríada chipirones ($34), gambas al ajillo ($45) y tortilla española ($38), al igual que el salmón rosado ($65). Los días de semana al mediodía es un hervidero de oficinistas y turistas, los sábados es más tranquilo. Las mesas están demasiado juntas, pero se compensa con la buena cocina. Si no querés esperar, andá con reserva.
(Paraguay 645, Centro / T. 4312-5442)

6. Iñaki
Un rincón de Esukadi en Buenos Aires. En el amplio salón, sirven platos típicos de su tierra, a base de pescados bien sazonados. ¿Qué pedir? Las gambas al ajillo ($72), el bacalao al pil pil con ensalada de espinacas a la crema ($100), o el arroz especial para cuatro personas, que viene con centolla, gambas y champiñones, gratinado con crema de leche ($128), todo para compartir. De postre, pastel vasco, con crema pastelera, almendras y nueces.
(Moreno 1341, Monserrat / T. 4382-8486)

7. Morriña
Morriña significa “nostalgia de la tierra” en gallego, y es justamente lo que inspiran los platos que prepara el chef y dueño de este restaurante, Manuel Corral Vide. Es el principal referente de la cocina gallega en la ciudad, y su pulpo a feira, el mejor embajador: fresco y tierno, se cocina entero y se sirve con papas al natural, pimentón y un hilo de oliva ($95). También prepara pulpo a plancha, cazuela de pulpo, ensalada de pulpo sobre espinacas y pulpo al modo Manuel, salteado al con ajo, aceite de oliva y pimentón. Imperdible la empanada gallega ($14), como entrada. Las torrijas ($19) y la tarta de Santiago ($35), como postre. 
(Olleros 1879, Las Cañitas / T. 4776-8498)

8. Oviedo
Clásico de clásicos, Oviedo es una cita obligada para amantes de la buena gastronomía. Si todavía no pasaste por acá, ésta es una buena oportunidad. Su especialidad son los pescados, y su fórmula del éxito, la frescura de las materias primas y su tratamiento. Elegí una de las mesas del elegante salón y pedí las ostras vivas ($14 la unidad) para empezar y, de principal, el filet de trucha salmonada con lemon grass y puerros tiernos ($95). De postre, fondant de chocolate con helado de crema ($45). Atención eficiente de sus mozos, y como plus, una de las mejores cavas de vinos de la ciudad. 
(Beruti 2602, Barrio Norte / T. 4821-3741)

9. José Luis
Los que saben reservan para Semana Santa una mesa en José Luis. Todos los años, aquí preparan especialmente el bacalao en una gran variedad de platos: con  garbanzos y espinaca ($115, para dos personas), pimientos rellenos con bacalao ($115), bacalao a la vizcaína (en salsa de piquillo), a la gallega (filete al vapor con papas al natural, oliva y pimentón), y ajo arriero (en cazuelita de barro con salsa de tomate, ajo y pimientos), entre otras versiones. El bacalao es noruego y lo hacen bien tierno. Además, ofrecen los platos clásicos de la carta, como el besugo a la vasca y el pulpo a feira. De postre, mousse de turrón relleno con dulce de leche ($42), para compartir.
(Av. Quintana 456, Recoleta / T. 4807-0606)


Fuente: Planeta JOY
Leer mas »

Bodega del mes en KNOCK

Desde el 22 de febrero hasta el 15 de marzo acompañando un delicioso menú.
Una opción mas que tentadora para esta fecha tan especial.


Durante tres semanas los vinos de Bodega Patritti acompañarán el menú del restaurante a puertas cerradas, KNOCK. Un ámbito único para una propuesta igualmente exclusiva y singular.

KNOCK es un espacio que reúne la intimidad acogedora de una residencia privada con la sofisticación de una galería de arte y donde la experiencia gastronómica sea  una celebración de los sentidos.

El menú, pensado y elaborado por  el Chef Martín Lukesch, se complementa con la selección de vinos de Bodega Patritti a cargo de la sommelier Natalia Valentina Suarez. Para la oportunidad; Primogénito Extra Brut, Primogénito Chardonnay, Primogénito Pinot Noir, Primogénito Merlot y Primogénito Malbec.
Viernes y sábados a partir de las 20.30 
Valor por persona 5 escenas: $550 (incluye agua y Café Nespresso)
Armonización 3 copas de vinos: $180
Copa de vino: $80

Reservas: 1561121894-  knockcocina@gmail.com
- Sólo efectivo y con reserva previa-

SOBRE BODEGA PATRITTI

Bodega PATRITTI nace en el año 2003 con el objetivo de elaborar vinos de alta calidad y destacada personalidad. Está Ubicada en la Patagonia Argentina, a 39º de latitud Sur en la parte más alta del Valle de San Patricio del Chañar, a 53 Km. de la Ciudad de Neuquén. 

La bodega presenta un diseño arquitectónico que plasma en su estructura las ondulaciones de los movimientos de un antiguo mar que solía cubrir estas tierras en tiempos prehistóricos. En sus 110 hectáreas de suelos de origen aluvial, franco arenosos y pedregosos, se desarrollan las variedades Malbec, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Torrontés. La producción, en el día a día de la bodega, está a cargo del enólogo residente Nicolás Navío

PRIMOGÉNITO es la línea de alta gama de la bodega, una selección compuesta por vinos varietales premium que combinan estructura y complejidad, y un vino de corte, PRIMOGÉNITO BLEND, en el que se cristaliza todo el potencial del terruño patagónico. Se suman a la línea: PRIMOGÉNITO SANGRE AZUL, un Merlot y un Blend producto de la selección viñedos con antecedentes excepcionales; y PRIMOGÉNITO SOMMELIER, un blend que surge del encuentro de Sommeliers ganadores del concurso Mejor Sommelier de Argentina y nuestros enólogos.

La otra línea producida por la Bodega es LASSIA en la que se destacan vinos mas jóvenes que pasan solo 4 meses en barricas de roble obteniendo así vinos más frutados donde se privilegia la relación precio-calidad y la expresión del terroir patagónico. La línea está compuesta por un Pinot Noir, un Malbec y un corte de Malbec y Cabernet Sauvignon.

Para asegurar un mayor control de calidad, Bodega Patritti desarrolló un innovador sistema de control de vinos de guarda llamado “Cork Tester”: una banda autoadhesiva que permite observar en repetidas ocasiones la evolución del corcho a través del tiempo y determinar el punto máximo de estiba para cada uno de los vinos.

Por último, Bodega Patritti se encuentra exportando aproximadamente el 50% de su producción de embotellado anual a mercados tan distintos como USA, Bélgica, Holanda, Suecia, varias Islas del Caribe, Brasil y Japón.

CONTACTOS DE PRENSA:

Bettiana Gabilondo
Cel. 011 156 152 7375

María Valeria Murta
mvmurta@gmail.com
Cel. 011 156 337 3081
Leer mas »

8 Bares con terraza y mucha onda

Te proponemos opciones muy variadas: para ir de copas con amigos, tomar el té, ver un show acústico o bailar un rato.


A veces, el verano en la ciudad se torna difícil: el calor se vuelve agobiante y dan ganas de estar al aire libre. Por eso, te damos algunas opciones de bares con terrazas o patios para disfrutar del aire libre y la buena vida. 


CENTRO CULTURAL PLAZA CASTELLI: una propuesta paquetaUna casona en Belgrano R, con galería de arte incluída y microcine, que incluye en su oferta propuestas culturales, brinda en su terraza una carta para almuerzos y meriendas. Es ideal para ir en pareja o pasar la tarde con amigos aunque se trata de una salida cara. Uno de sus platos típicos es el solomillo de cerdo a la mostaza de dijon con chutney de ciruelas y puré de batata, que cuesta 185 pesos. También hay un té cultural para dos muy completo que vale 390 pesos. En febrero, abre de martes a domingo, de 12 a 20 horas. Enteráte más en su web.
Conde 2050, Belgrano R / T. 4555-7696 
ANTIDOMINGO: para ganarle a la melancolíaPicadas, pizzas o empanadas. El menú es simple, pero la comida rica. Tiene un terraza hermosa y de vez en cuando hay shows musicales acústicos. Toda la programación en su Facebook.
Pinto 4860 (entre Vedia y Pico), Nuñez / T. 4541-5214
SKY BAR, en la terraza del Hotel Pulitzer: una salida afterworkLa terraza del piso 13 del Pulitzer es un espacio abierto para disfrutar de una gran noche porteña con ambiente cool y cosmopolita, muy buenos cócteles y música inmejorable. El porrón de cerveza se consigue desde $100. Abre todos los días, desde las 17. También se puede contratar para eventos privados. Chequeálo acá 
Maipú, 907 (Esquina Paraguay), Centro / 4316-0800
REY DE COPAS: exotismo y diversiónSillones, bibliotecas empotradas y cientos de objetos provenientes de la colección de la familia Paez Vilaró. Si este bar ya te hacía sentir como en tu casa, con la inauguración de su amplia terraza con barra incluida no te vas a querer mover más. Los cocktails van desde los $90 a los $130. Para picar son recomendables los chipirones rellenos de cerdo con Salsa Thai a $115 o la cazuela de cordero a 95 pesos. Abre de martes a sábados, desde las 19. El menú está disponible online acá.
Gorriti 5176, Palermo / T. 2068-5220
RÍO CAFÉ: a puro tragoNo hay que confundirse por el nombre: esto no es un café, sino un bar hecho y derecho, con mesitas al aire libre en un patio no muy amplio pero divino, y grandes sillones en el salón. Ofrece buenas y originales jarras, ideales para compartir y coctelería de autor. Por ejemplo, el Marlon Brando (Vodka, lima, jugo de arándanos y pepino), cuesta $90; el Sofia, con Absolut vainilla y almíbar de jengibre,  $100; el Margarita de mango picante que tiene tequila, triple sec y tabasco, cuesta $90; y uno con Jägermeister, triple sec, lima y almíbar, $100. Abre de martes a sábados, desde las 19. Consultas en su Facebook.
Honduras 4772, Palermo / T. 4833-2318 
ORIA BAR: con onda palermitanaUna salida con mucha onda palermitana. Un jardín en el medio de la ciudad en el que se puede disfrutar de buenos tragos y propuestas musicales diversas. Además, una terraza con reposeras para tomar rica cerveza fría o un tapeo acompañado de aperitivos. Abre de martes a jueves, desde las 20, y los viernes y sábados, desde las 21. La cocina cierra los días de semana a la medianoche, y los viernes y sábados, a la 1. Más info en su Facebook
Gorriti 5151, Palermo / T. 4832-1745
LUPITA: una opción mexicanaUn espacio excéntrico y un ambiente divertido. Los tacos, los burritos y las quesadillas son las estrellas de la carta. Todo, con mucho sabor y un toque original. También ofrecen guacamole y varias hamburguesas, entre las que recomendamos la guadalupana, de langostinos con provolone ($142). Como entrada, el clásico de nachos con guacamole y cheddar cuesta $118. ¿Y para tomar? Los clásicos margaritas. Como por ejemplo, el Ruby Red, con tequila macerado con jalapeños y mango ($100) o Todos los Santos, que se hace con tequila macerado en pimienta rosa y lleva maracuyá ($104). Chequeá las promos y fotos en su web
Av. Libertador 14186, Martínez / T. 4792-3829.
THE TEMPLE BAR: birra artesanal al aire librePara fanáticos de la cerveza artesanal, este irish pub es una alternativa perfecta. En su sucursal palermitanahay un patio frondoso, cubierto de enredaderas y mesas capaces de albergar a grupos grandes. Tiene precios accesibles: tres medias pintas a elección cuestan $110 y la grande de muzza con jarra de litro de Quilmes, $195. Abre de martes a viernes desde las 18; sábados, a las 20 y domingos, desde las 19. Conocé toda la carta acá.
Costa Rica 4677, Palermo / T. 4831-5430
Fuente: Planeta JOY
Leer mas »

Propuestas romanticas para San valentin

A continuación, 10 opciones para todos los tipos de foodies enamorados. Elegí la que más te guste y salí a festejar.


El amor se vive de diferentes maneras y merece ser celebrado a medida. Así, vale esta lista de sugerencias para satisfacer cada paladar y cada romance. 

Pasión italiana en L’ADESSO
Un menú centrado en el pescado y otro en las carnes rojas son los caminos que se bifurcan en la propuesta diseñada para las cenas del sábado 13 y el domingo 14. Como puntos altos, la pesca del día, los cuori (corazones) di pasta y el semifreddo degli innamorati, especialmente diseñado para la fecha. El menú sale 600 pesos por persona e incluye botella de Altavista Malbec 2010. El restaurante es chiquito, pero el corazón inmenso y su privacidad, muy romántica.  
Fray Justo Santamaría de Oro 2047, Palermo / T. 2077-7748



Para solos y solas en MADERO HOTEL¿Se puede conocer el viernes alguien con quien festejar el domingo? El Madero Hotel apuesta a eso lanzando lafiesta para solteros Sin Valentín con sushi, tragos de autor preparados con el espumante Cosecha Especial de Bodega Norton y musicalización especial de la mano de varios Djs. La cita es el viernes desde las 20, el ingreso es sin cargo con reserva previa y, luego, cada persona abona lo que consume.
Rosario Vera Peñaloza 360, Puerto Madero / T. 5776-7777

Sofisticación cool en ROUXLos productos de mar y los sabores vegetales frescos tienen especial protagonismo en el menú de las noches del 13 y 14 de febrero, aunque también habrá un ojo de bife aguardando a los que busquen buena carne argentina. Cada uno de los tres pasos de la cena tendrá maridajes con vinos y espumantes de Bodega Monteviejo´. La propuesta completa sale 680 pesos por persona.
Peña 2300, Recoleta / T. 4805-6794
Encanto popular en PULPERÍA QUILAPÁNCon detalles para sonreír entre bocado y bocado, la cena de la noche del 14 incluirá, entre varios platos, selección de quesos, cordero,“chupitos” afrodisíacos y, regalo de despedida, un pequeño libro con ideas románticas inspiradoras, y pancitos con dulces para la mañana siguiente. El mismo día habrá reunión Anti San Valentín para solos y solas, mientras que el viernes se celebrará la fiesta Pre Valentín, especialmente craneada para el coqueteo. La cena del 14 sale 3.000 pesos por pareja, mientras que las entradas al Anti y al Pre San Valentín costarán 400 pesos.
Defensa 1344, San Telmo / T. 4307-6288
En las alturas en ZIRKEL
Ubicado en un piso 22, los besos y las caricias vienen aquí con la ciudad literalmente a los pies. Los pescados, en especial el pacú, los arenques y el gravlax de salmón, son la especialidad de este restaurante, cuyos platos principales promedian los 230 pesos. Cierra los domingos, por lo cual los que quieran celebrar San Valentín deberán reservar mesa para el sábado.
Av. Corrientes 327, San Nicolás / T. 4311-3313
Aires marinos en CRIZIA
Las ostras, engranajes principales de la fama de Crizia, obviamente están presentes en su propuesta para la noche del sábado 13. También se servirá tartar de salmón, arroz cremoso y crocante inspirado en la cocina mediterránea, y una degustación de patisserie como punto final. Bodega Escorihuela Gascón prestará el riego para esta cena que podrá disfrutarse a 850 pesos por persona. ¿Y lo mejor de todo? En un ambiente a la luz de las velas.
Gorriti 5143, Palermo / T. 4831- 4979
Bellezas naturales en JARDÍN JAPONÉSAquí hay bingo con todos los casilleros del romance llenos: luces bajas, música suave, y el envoltorio de lujo de los paisajes más bellos de Buenos Aires. La refinada seducción sensorial de la cocina japonesa, por supuesto, es el carozo del atractivo, con el sushi como punto principal de elogios, pero también con platos calientes como el bife kobe o el atún rojo. El precio promedio por persona es de 600 pesos.
Av. Casares 2966, Palermo / T.4800-1322
Lo mejor de la carne argentina en LE GRILLLas carnes maduradas son la especialidad de esta parrilla premium, con el bife de chorizo y el ojo de bife como cortes a recomendar, y un precio promedio de 350 pesos por porción. Si se le suma un buen vino, algunos de los excelentes tragos que despacha la barra y la gran vista de la elegante arquitectura de Puerto Madero que ofrecen las ventanas, no se necesita mucho más para una ideal celebración del amor.
Alicia Moreau de Justo 876, Puerto Madero / T. 4331-0454
Viaje exótico en CAPTAIN COOK
Tanto el cálido salón de madera como el deck al aire libre con exuberantes palmeras son encantadores refugios para el cariño, alimentado por un menú especial de opciones amplias donde el pescado, el pollo y la carne roja tienen representación en diferentes preparaciones inspiradas en la gastronomía del sudeste asiático. Sale 650 pesos por persona e incluye botella de vino Terrazas Reserva o Chandon cada dos personas, más regalo sorpresa para la pareja.
Av. del Libertador 13652, Martínez / T. 4898-9070
Vino y jazz en ALDO’S
Los vinos Zuccardi serie A son la elección de este restó-vinoteca para brindar por los enamorados en la noche del 14, aportando profundidad a un camino de platos donde, a 900 pesos por pareja, brillan los langostinos asados, el raviol de Bruselas y la carne de ciervo. En el sótano, mientras tanto, funciona el Bebop Club, con picadas, sándwiches y tapas, más una agenda musical que tiene a Gillespi y a Les Diabolettes para el sábado 13, y al cubano Ibrahim Ferrer Jr. tocando el domingo 14.
Moreno 372, Monserrat / T. 4334-2380
Fuente: Planeta JOY
Leer mas »

Propuestas para Enamorarse

Restaurantes y hoteles prepararon menúes y packs especiales para recibir a los enamorados en su día. Una guía para que elijas cómo y dónde festejar de a dos.


 
A pura pasión, en Te mataré Ramírez

El restaurante afrodisíaco preparó diferentes propuestas para celebrar el día más romántico del año. El 13 y 14 todo estará listo para los enamorados. Las describen como “experiencias eróticas” que incluyen menúes afrodisíacos, sorteos y un provocador espectáculo en vivo, Pulsión Porteña, danza teatro de alto voltaje. En Gorriti 5054.



Delicias gourmet y románticas, en Lucumma Cocina Inka

Celebra este día con una promoción con atractivos y enigmáticos sabores de la gastronomía peruana, como un ceviche afrodisíaco. Además, se agasajará a los amantes con un obsequio especial: una copa de Pisco Sour. En Olazábal 1679, Belgrano.



Homenaje a los enamorados, en Haru Sushi

Con un descuento del 20% en toda la carta, los homenajeados podrán disfrutar de una noche única, al explorar los sabores de Perú, Asia y Argentina. Los comensales recibirán una copa de champagne. Precio promedio, $110. En Soler 4456.



Amor francés, en Tô Restaurant

Festejará con originales platos a la carta con colores de amor, acompañada de coctelería internacional. Para disfrutar de una irrepetible velada, las parejas serán bienvenidas con una copa del exclusivo Baron B Rosé y serán agasajadas con sorpresas. En Costa Rica 6000.



Venecia apasionada, en Filo

Esta seductora cocina veneciana propone sus más afrodisíacos platos para celebrar el amor porteño, combinando secretos que se remontan a cuando las góndolas recorrían los canales de Venecia con parejas prófugas. Además, invitará a los enamorados con una copa de champagne. Gasto promedio a la carta, $100. En San Martín 975.



Deliciosa fusión, en Osaka y Osaka Yuku
Fusiones que enfatizan las tradiciones china, japonesa, nikkei y tailandesa para que las parejas encuentren en cada bocado el incentivo deseado. En un perfecto equilibrio entre lo oriental y la sabiduría gastronómica peruana, la experiencia gustativa invita a probar sus tapas. Gasto promedio, $250. Osaka restaurante, en Soler 5608; Osaka Yuku (delivery & To Go), Costa Rica 5511.

Degustación gourmet, en Artemisia
Ofrece un menú para dos personas con los mejores platos, para que la pareja tenga la posibilidad de comer variado, sano, rico y liviano. Incluye hamburguesitas de quinoa, humita y rocoto, papas rotas a la huancaína y bocaditos de salmón rosado. Valor por persona, $130. En Gorriti 5996 y Cabrera 3877.

Música y menú mexicano, en María Félix
El restaurante ideó un menú especial para la noche de San Valentín. Los enamorados podrán disfrutar de una velada acompañada de mariachis que ambientarán la noche con su música. El menú se acompañará con vinos de Bodega Escorihuela Gascón (una botella cada dos personas, además de agua gaseosa o cerveza. Incluye café y cubierto). Precio por persona, $150. En Guatemala 5200, Palermo; y Dardo Rocha 1680, Martínez.

Especialidades gourmet, en El Faro (en Hotel Hilton)
Para los que deseen degustar de la más selecta gastronomía, el restaurante los agasajará con un exclusivo y romántico menú de seis pasos.  El mismo tendrá un valor de $350 por persona y estará acompañado por música en vivo y por los vinos de Saint Felicien y Espumante Álamo de la Bodega Catena Zapata. En el Hotel Hilton, Macacha Güemes 351, Puerto Madero.

Sabores de a dos, en rëd resto & lounge (en Hotel Madero)
El martes 14 de febrero, a partir de las 20 horas, se brindará un menú creado por Steven Jung para estimular los sentidos y compartir un momento único. La cena esta compuesta por un menú de cuatro pasos y el maridaje de los vinos Trumpeter Reserve de Rutini Wines. Precio por persona, $320. En Juana Manso 1691, Dique 2, Puerto Madero Este, Hotel Madero.

Exóticos sabores, en Benihana
La cadena de comida japonesa propone celebrar este día con sus tragos a precio "happy hour" y acompañar el menú seleccionado con la promoción de la bodega Trapiche: aquellos que compren una botella de espumante o Fond de Cave reserva, se llevan dos botellas de espumante individual. En Arenales 3310, esquina Coronel Díaz.

Noche parisina, en Brassai
Todo remitirá a la romántica París: las fotos del genial Gyula Brassai, la música, la exquisitez de su casona reciclada y los tips de su cocina de autor. Menú San Valentín, $220 por pareja (incluye agua o gaseosa y botella de vino). En Austria 2032.

Banquete de autor, en 4141
Banquetes cocinados en horno a leña coronado con una degustación de postres. En un ambiente de arquitectura reciclada y plantas aromáticas, donde reinan las maderas, las luces tenues y los perfumes intensos. Menú San Valentín, $150 (con champagne libre, agua y gaseosa). En Honduras 4141.



Fuente: Clarin
Leer mas »